CBD: Seguro y efectivo

CBD: Seguro y efectivo

El CBD o cannabinoide es cada vez más popular debido a sus potenciales propiedades medicinales. Hay muchos productos con infusión de CBD disponibles en el sector de la salud y el bienestar. Puede comprar aceite CBD, cremas, vapeadores, zumos, caramelos e incluso aceites para perros, pero analicemos si el CBD es seguro y efectivo.

¿Qué es el CBD?

El CBD es una sustancia química natural que se obtiene de la planta de cannabis. Después del THC, el CBD es el segundo compuesto más abundante de la planta de cannabis. El CBD es una sustancia no psicoactiva por naturaleza y no provoca ningún estado de euforia en los consumidores. Las primeras investigaciones muestran que el CBD tiene propiedades anticonvulsivas, antidepresivas y antiinflamatorias. Sin embargo, hasta la fecha, sólo un medicamento, el Epidiolex (una forma altamente purificada de CBD), ha sido aprobado por la FDA sobre la base de ensayos clínicos para tratar dos formas raras de epilepsia en niños. Durante los ensayos clínicos, también se ha descubierto que el CBD puede tener efectos adversos como mareos, diarrea, somnolencia, cambios en el estado de alerta, lesiones hepáticas, etc. Además, las personas que participaron en los estudios tuvieron problemas de sueño, disminución del apetito y fatiga.

¿Qué tan seguro y efectivo es el CBD?

Aunque el CBD no provoca el mismo subidón que el tetrahidrocannabinol (THC), los estudios realizados en animales arrojan que el CBD tiene poderosos efectos antiinflamatorios para aliviar las convulsiones, los dolores crónicos o las enfermedades inflamatorias. Otros estudios también concluyeron que el CBD puede contribuir al tratamiento de trastornos psicológicos. Los expertos opinan que la mayor parte de los datos proceden de investigaciones en fase inicial y que la información sobre los posibles beneficios o peligros medicinales del CBD es limitada.

Aún se están llevando a cabo estudios sobre los posibles beneficios medicinales que el CBD puede ofrecer para tratar la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la diabetes de tipo 1, la ansiedad, la esquizofrenia, el dolor crónico y la esclerosis múltiple, y la investigación que apoya los beneficios del CBD es todavía insuficiente.

Los estudios también han concluido que el aceite de CBD es beneficioso para el manejo de la ansiedad y puede tratar eficazmente los trastornos de estrés postraumático, los trastornos de ansiedad general, los trastornos obsesivo-compulsivos y los trastornos de ansiedad social. También tiene propiedades antiinflamatorias y puede reducir la producción sebácea, por lo que ayuda en el tratamiento del acné.

Los estudios en animales revelan que el CBD es potencialmente favorable para tratar trastornos neurológicos y dolores crónicos. Algunas investigaciones también indican que el CBD podría ser útil para desordenes por abuso de sustancias y adicción a las drogas. Sin embargo, es necesario realizar más estudios para constatar su eficacia y fiabilidad.

Los estudios muestran que el CBD influye en la actividad del receptor endocannabinoide y, por tanto, reduce la inflamación, el dolor crónico y la interacción con los neurotransmisores. Por consiguiente, puede tratar con eficacia el dolor relacionado con la artritis y la esclerosis múltiple. Además, según un artículo, el CBD también ha demostrado tener efectos antiinflamatorios y analgésicos en pacientes que no respondían a los medicamentos analgésicos habituales, por lo que es efectivo para aliviar el dolor crónico.

Aunque el CBD es una sustancia fácilmente tolerable y se considera seguro, tiene algunos efectos adversos. Los efectos secundarios y los riesgos asociados con el CBD incluyen sequedad de boca, diarrea, fatiga, somnolencia, disminución del apetito, mareos, lesiones hepáticas, etc. Además, los estudios también suscitan preocupación sobre la posible interacción del CBD con otros medicamentos, por lo que debe consultar a su médico si en el momento está tomando algunos medicamentos.

Conclusión:

No se conoce mucho del CBD y los posibles beneficios medicinales que ofrece. Además, hay poca información sobre el impacto a largo plazo de su uso en personas con otras condiciones médicas y vulnerabilidades relacionadas con la edad.

La falta de regulación es una preocupación importante del CBD. Varios productos con infusión de CBD se venden como suplementos y no se encuentran regulados por la FDA. Aparte de un medicamento con receta, la FDA no ha aprobado ningún otro producto con CBD. Hay varias preguntas sin respuesta sobre la calidad y la seguridad de los productos de CBD. Además, hay riesgos potenciales asociados a los productos de CBD. Se está investigando para determinar los beneficios, la seguridad y los posibles riesgos del CBD. De todas formas, el CBD puede ser beneficioso para las personas con diversas dolencias, pero con excepción de la epilepsia, actualmente carece de pruebas concretas y científicas. Por lo tanto, hay que consultar a un médico antes de usar el CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.